Sobre la acción (primera entrega)


"No es fácil, sin embargo, saber qué quería decir Deleuze exactamente con aquello de "invertir el platonismo". Este rótulo procede de una fórmula de Nietzsche ("Mi filosofía es un platonismo invertido"), y lleva sobre sus espaldas una larguísima y variada tradición de lecturas hechas en diferentes épocas, por cuya causa "platonismo" significa mucho más que "las doctrinas de Platón", en el caso de que pueda hablarse de semejante cosa. Precisamente debido a esa procedencia nietzscheana, tendemos a interpretar la citada "inversión" simplemente como la "transvaloración" de las relaciones entre la esencia y la apariencia o entre la Idea y el cuerpo tal como suponemos que éstas se desenvuelven en el pensamiento platónico (nos imaginamos a Nietzsche defendiendo el partido de la apariencia frente a los platónicos acuartelados en el país de las esencias, o el partido del cuerpo contra quienes lo infaman convirtiéndolo en simple copia de una Idea más alta ante la cual debe doblegarse). Pero esto es precisamente lo que no podemos hacer en este caso, pues acabamos de escucharle a Deleuze declarar que no se trata de eso ("El problema ya no concierne a la distinción Esencia-Apariencia"), sino de la distinción entre imágenes mejores (las "copias") y peores (los "simulacros"). No nos queda, por tanto, otro remedio que reconstruir brevemente esa distinción entre la esencia y la apariencia, tal y como se constituye en Platón, para poder después situar en ese marco el problema de las "imágenes" y el de la diferencia entre copias y simulacros". (PARDO, José Luis, "Esto no es música", Madrid, Círculo de Lectores, 2007, pág. 93-94).

Comentarios

Eduardo Abril ha dicho que…
Nunca me pareció que Nietzsche quisiera decir que "inverir el platonismo" fuera un mero tomar partida por la apariencia; pero tampoco creo que se trata de una inversiónd e los valores al modo de quitar unos para poner otros. Tal vez se trataría, más bien, de lo que él también llamaba una "transvaloración"... una consideración distinta acerca de lo que son los valores y de lo que significa "valorar". Para el Platonismo, que no para Platón, el "valorar" carece de valor, puestoq ue los valores son algo dado, algo que se toma como se toman unos hábitos (tanto sin entendemos por esto "costumbre" o "ropa"). A partir de estos valores dados se abre la posibilidad de valorar; el problema es que esa dirección entre el valor y el valorar convierte al hombre en una mera repetición. Creo que el bueno de Friedrich lo que invierte es precisamente esta dirección, empeñándose en señalar que es el "valorar" lo que determina el valor y, por tanto, lo valioso. Esta inversión es imposible sin la exigencia de hombres audaces que rompan con la tradición, aunque sea para después volver a ella.
FreakyBoy ha dicho que…
Inspiración.

Hace mucho, mucho tiempo, en una Galaxia muy lejana, los Sentidos, gente fiera, fueron acusados con una falsa denuncia, y después fueron culpados en un juicio en el que no pudieron tomar la palabra. Se encarceló así a lo devenido, y se le expulsó de la realidad.

Los habitantes de aquel lugar lejano olvidaron que la Idea nació para clasificar, organizar y jerarquizar la realidad, y, con los años, la Idea dió así en convertirse, para ellos, en algo “más real que la propia realidad”, como gustaba decir a los ancianos del lugar.

Pero, al mismo tiempo, y aunque aquello parecía perfecto, resultó que los partidarios de los Sentidos se reunieron y decidieron acabar con aquella injusticia. Se formaron bloques, con sus correspondientes aliados, Apariencias frente a Esencias, Cuerpos y Almas, Verdad y Mentira y un sin fin de otros combatientes.

Las guerras, en aquella Galaxia lejana, fueron interminables, y diferentes generaciones pelearon en diferentes campos de batalla.

“Ser O no ser” era el lema, que tanto unos como otros, tejieron en todas sus banderas, y era también la condena que había caido sobre ellos.

Expiración

En aquellas circunstancias ¿Qué significaba la inversión del platonismo? ¿Era posible una filosofía no platónica?, en esto andaban los habitantes de aquel lugar lejano hasta que volvieron a recordar que la unión era el remedio contra la enfermedad, y que lo real era lo devenido más lo posible.

Y así, con esa Idea, contruyeron un Instrumento, un Platón doble, un Platón invertido, uno antiplatónico. Ser un Platón antiplatónico resultó de lo más sutil y útil para aquellos pobres diablos. Y al nuevo invento lo llamaron Aristocles Podros, y era un invento que inventaba mundos.

Volvieron a su lema de “ser o no ser” pero ya no era válido, y así dejaron de elegir una u otra opcion, las banderas de las tierras de las Apariencias ya no eran más grandes que las de los planetas del Ideal, se disolvió la jerarquía.

Se dieron a sí mismo otras posibilidades, como por ejemplo la de elegir las dos y así el lema del “Ser Y noSer”, e incluso alguno se decidió por “Ni lo uno Ni lo otro”.

Se perdieron, desde entonces, en un laberinto de espejos infinitos que se reflejaban a sí mismos. Y se dice que nacieron en aquella Galaxia mundos infinitos, incluso diferentes tipos de infinitos y unos campos trans-infinitos a los que llamaron Tu.

Y allí, en los campos metainfinitos, recuperaron un lugar donde darse la posibilidad de urdir una salida.

Respiración.

FreakyBoy
Desde la caverna de Platón ha dicho que…
Bienvenido por estos lares, Eduardo. Voy a ir sacando por entregas una parte del capítulo 4 del citado libro de Pardo, porque me sorprendió gratamente. Se trata de volver a plantear el problema de la filosofía intentando evitar dos credos que imposibilitarían la tarea: 1) el platonismo, ahora en desuso, pero de largo alcance histórico, y 2) el nietzscheanismo, un banderín de enganche que actúa como dogmática crítica, esto es, como procedimiento automático de toma de posición, y que habría demostrado su eficacia gracias a resolver todas las cuestiones diluyéndolas, volviéndolas intratables.
Por supuesto, ambas ideologías mucho tienen que ver con la tradición de lectura que se sigue de ambos filósofos, pero poco si nos atenemos a lo que cabe decir tras una lectura atenta. Platón ya clamaba en el "Parménides" contra la cosificación de las "ideas" que la Academia practicaba, y Nietzsche se estará retorciendo en su tumba al ver cómo sus escritos se utilizan a modo de recetario de la subversión prêt-à-porter (y lo curioso del caso es que permite combinaciones para todos los gustos y temporadas). El escrito de Pardo va a insistir en una revisión del concepto de "acción" frente al de "producción" (el "valorar" frente al "valor", efectivamente), y con ello nos permitirá emplazar las nociones de "mímesis" y de "poética" en territorios más fértiles, más capaces de pensamiento.
Estoy seguro de que nos permitirá unas buenas conversaciones blogeras.
Un cordial saludo.
JAKKOBO ha dicho que…
Fe de erratas:
"Objects are closer than they appear-in mirror"
(de los mismos y ya citados retrovisores de los coches yanquis)
Anónimo ha dicho que…
"Nietzsche se estará retorciendo en su tumba al ver cómo sus escritos se utilizan..."

En el IPhone, hay un programa que se llama INietzsche y al abrirlo dice así:

"Necesitas sentirte más inteligente? Quieres una gran respuesta en una discusión? Deja que tu propio existencialista de bolsillo te ayude!"

Luego dice,

Impress your friends, terrify your adversaries.
Over 150 quotes from the Master of Existentialism.

Free!

Le das al botón y te salen frases aleatorias de Nietzsche.

Casi muero al verlo, pero después pensé...Que chuli!! y me fui a DisenyLandia.

Me encanta lo de Master of Existentialism.

Es lo que hay.

Entradas populares